Lista Savonarola


Girolamo Savonalora (Ferrara 1452-Florencia 1498), nace el mismo mes y año que Leonardo da Vinci, pero digamos que no fue un tipo muy simpático y, por descontado, no pasó a la Historia por su carácter dicharachero.
Nuestro "simpático" amigo, abandonó los estudios de medicina cuando tenía 22 años para entrar en secreto, sin el consentimiento de sus padres, en la orden de predicadores y mendicantes de los dominicos en Bolonia. En 1490 ingresó en el convento dominico de San Marcos de Florencia, del que fue elegido prior en 1491, y comenzó aquí a destilar con gran espontaneidad su alegría de vivir. Fue así como hizo muchos amigos, arremetiendo contra "personajillos" como Lorenzo de Médicis y su hijo Pietro, así como contra a Santa Sede y la Iglesia. 

Con sus ardientes discursos, la gente acudía en masa al convento de San Marco y después a la catedral para oírlo. Además de predicador era algo así como un "pitoniso" y anunciaba la llegada de un nuevo Ciro, que vendría de más allá de los Alpes como instrumento de la cólera divina. Según él, los florentinos eran el pueblo elegido. 

Savonarola, en su goce de la vida sustituyó el Carnaval por la fiesta de la Penitencia; además hizo alzar en plena Señoría una gigantesca "hoguera de las vanidades", en la que se arrojaron cosméticos, instrumentos musicales, imágenes, joyas, naipes e, incluso, los libros de Boccaccio y Petrarca , mientras que los artistas veían consumirse sus obras insuficientemente devotas o demasiado paganas, obras impúdicas, sin duda. 

Esta acción le valió la excomunión por parte del papa Alejandro VI, pero al mismo tiempo le sirvió de incentivo para organizar otra hoguera todavía más espectacular al año siguiente, en 1498, aunque esta vez sería él el que ardiera en la magnífica pira. 

Pues bien, nosotras, rayanas de pro y un poco diabólicas, hemos decidido comenzar aquí, en la Lista Savonarola, a hacer amiguitos. Hemos observado como en las RR.SS., son muchas las veces que no puedes decir que te gusta cierto escritor o que no te gusta cierto libro, rápidamente hordas de "savonarolitas" comienzan, a través de sus comentarios, a enviarte reproches, veladas amenazas, y cuando sigues erre que erre, llegan incluso a enviarte amenazas en toda regla a través de privados y cuentas falsas.

Esta lista está dedicada a los INFUMABLES (nada tiene que ver con incunables), que los hay y muchos.

En fin, la Lista Savonarola queda así inaugurada.

¡MUAHAHAHAHA!

Comentarios

Entradas populares