SI SUPIERAS... Y NUNCA MEJOR DICHO


Si tuviera que definir el último libro de Kristan Higgins, <<Si supieras…>>, sería con una palabra contundente: REAL. 

Los que nos seguís  sabéis que para nosotras Higgins es una autora de cabecera, que escribe deliciosas comedias en las que, además de provocarte carcajadas a gogó, es capaz de decirte algo más. Que siempre, siempre, te lleva a la esperanza. 

El año pasado, en una conversación con una persona de la Libros de Seda, la editorial que ahora la publica en España, ambos coincidimos que los libros de Kristan Higgins transmiten felicidad, lo que nos llevaba a que ella debe ser una persona feliz, todo lo feliz, claro está, que se puede ser en la vida que nos toca. Y sí, eso se deduce de su página de Facebook que lleva ella misma y con la que, a diario puedes reírte con solo echarle aun vistazo. Aquí os dejamos el enlace por si os apetece conocerla un poquito.


Frente a la vida se pueden tomar muchas actitudes y una de ella es la de querer ser feliz, que no es de tontos o de iletrados. No siempre se es, claro. Pero si no lo intentas, no lo serás nunca. Y una constante en estos libros, en sus personajes, es  que quieren ser felices. No tengan problemas, o que vivan en los mundos de <<Yupi>>. Tienen sus problemas, sus cargas y sus infelicidades;  conviven con ellas pero quieren ser felices. 




<<Si supieras…>> es un libro que nos plantea muchas cosas, cosas que puedes tocar, que puedes vivir, cosas de las que te rodean. Y te hace pensar si muchas veces no juzgamos a los demás con ligereza, si no olvidamos ese estar en los zapatos de otro. Las decisiones, para bien o para mal, las debe tomar uno mismo que es el único que conoce todas las circunstancias. Estamos acostumbrados, desgraciadamente, a decir <<pues es que yo eso no lo consentiría>> o <<es que es boba>>. Cada uno gobierna en su vida como quiere o cree que debe y los demás somos espectadores. Estamos para apoyar, para que lloren en nuestro hombro, pero no para decidir por los demás. Cada persona es un mundo y tiene su mundo y sus elecciones, sean o no acertadas a nuestros ojos. La esencia del amor, de todo tipo, está en respetar los actos de los otros, por estúpidos que nos parezcan.

Creo que <<Si supieras…>>, el título le va al pelo,  es el mejor libro de esta autora, aunque para nosotras todos son buenos. ¿Por qué? Porque toca temas escabrosos con una elegancia que solo ella puede tener, trata con humor cosas dolorosas como ninguna otra autora. Es capaz de transmitirte la angustia de una coprotagonista y a la vez dotar la situación de humor. Maduras con ella sus decisiones y la entiendes, la apoyas, le ofreces tu hombro. 

Este libro trata de amor:  del que se rompe y del que nace;  de cómo nace aunque no queramos;  de la reflexión o irreflexión de ciertas decisiones; del amor  a la pareja, a los hermanos,  a los hijos y a los padres, de la pérdida, de los secretos y de como nos afectan. 

Trata de la complejidad de la maternidad, de lo que conlleva y de lo que nos exigimos las madres, en ese afán de perfección que no existe; de cómo los hijos pueden cambiar todo, para bien y para mal; de aprovechar la vida y disfrutar de esos pequeños que  ponen todo patas arriba. 

Del amor de tía y de  hermanas que se quieren, de como es inevitable que los problemas de una salpiquen a la otra (de esos temas sabemos un rato); del amor en la familia; de las decisiones que toman unos y como las aceptan o no otros. 

Trata del respeto a los demás y a uno mismo, de la confianza en pareja, en familia, con la expareja. Del egoísmo disfrazado de amor, que, a veces, nos lleva a querer estar en todos lados a la vez, sin que eso sea posible. De esa corrección mal entendida, que parece primar en ocasiones, que te lleva a comportarte de una manera determinada, a pesar de que te ocasione sufrimiento. De  romper los lazos que te atan a algo y te impiden avanzar, de aceptar errores y de saber que el amor cambia y puede dejar de existir.   De la comodidad en que te instalas, sin verlo, y el miedo a lo nuevo. 

En definitiva, es una dosis de realidad desde el optimismo, aunque realidad y optimismo parezcan términos opuestos.

Recomendado, sí, claro que sí. A todos aquellos que aprecien un buen libro, una historia aparentemente intrascendente, pero a la vez compleja; que dice mucho. Una historia de felicidad, aun a costa de la infelicidad.  

        Por si os apetece echar un ojo al libro, os dejamos el enlace en Amazon, aunque está en todas las plataformas digitales. Para el papel nos toca esperar. 





Por cierto, cambiando de tema,  en breve nuestro Gallito, que ya nos está picando hasta en la nuca. 

Comentarios

  1. Hola, no conocía tu blog, pero desde ahora ya tienes una nueva seguidora.

    No he leído nada de esta autora, pero por lo que cuentas en tu reseña creo que podría gustarme. Eso sí, toca esperar al papel, pues no me gusta mucho leer en digital, solo lo hago si no queda más remedio. ;D

    Si te apetece conocer mi blog te espero en: Bibliotecaria Recomienda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Y si te gusta el libro cuando lo leas, mejor que mejor.
      Kristan Higgins es una autora magnífica. Transmite optimismo, ganas de vivir, de sacar el lado bueno de las cosas. Para nosotras es de esas autoras de las que jamás podremos prescindir. Unos libros serán mejores, otros menos buenos, pero todos los tenemos en la categoría de necesarios.

      Eliminar

Publicar un comentario