ENTREVISTAMOS A M.C. SARK

El pasado 2 de febrero salió a la venta la nueva novela de M.C. Sark El viento me contó un secreto, de la mano de HQÑ.  Para nosotras  es una novela deliciosa y que hay que leer por muchas razones. La primera de ellas es que sus protagonistas no son jovencitos, son personas maduras, con su equipaje a cuestas.  Son personas que ya han vivido, han amado, han sentido la traición…. La segunda razón es que se desarrolla en Salamanca, que por si alguien no lo sabe, es la tierra de las dos firmantes de este blog. Por supuesto, por encima de esas dos razones  se trata, como siempre que se habla  de Cris, de un libro maravillosamente escrito, en el que se nota, como en toda su obra, el amor al trabajo que hace, la delicadeza con que trata a sus personajes y a sus lectores.



Sandra, la protagonista femenina, es una mujer que lleva lo suyo batallado, escritora, ya en los 40. David, bueno, David es un <<mago del misterio>> y con eso digo más de lo que debería. Dos personas muy diferentes y el viento. Amor reposado, cocido a fuego lento. Secundarios magníficos, tanto los buenos, como los malos.  Labor de documentación estupenda, porque la contemporánea, como todo libro, se debe documentar.

Por cierto, la autora tiene un tablero de Pinterest magnífico, y aquí os dejamos el enlace.


No nos vamos a extender más sobre el libro, que podéis comprar en  todas las plataformas digitales y vamos a entrar en harina, porque M.C. Sark nos concedió una entrevista y por ello le estaremos eternamente agradecidas. Así que para aquellos que quieran saber algo más de la escritora de mis vampis preferidos y de El viento me contó un secreto, ahí va.


ENTREVISTAMOS A M.C. SARK

Nos cuentas un poquito sobre ti, como te picó el gusanillo de la escritura, como te decidiste a que los demás te leyeran y eso.

P—Tu nombre es pseudónimo y hay muy pocas fotos tuyas ¿estás en un armario o las personas que te rodean saben que escribes?
R—No vivo en un entorno muy literario que digamos, el escribir es algo bastante íntimo para mí y, realmente, lo comparto con poca gente.

P—Vampiros ¿por qué?
R—Buena pregunta. Yo no me planteaba escribir sobre nada en especial, un amigo me pidió un relato y fue sobre vampiros. Años más tarde lo desarrollé hasta convertirlo en una historia; así nació «El suave secreto de tu piel». El primero de la saga.

P—Tus vampiros son peculiares, no quiero decir nada más por no destripar los libros. ¿Ese universo lo tienes planeado desde el primero?
R—La saga no se planeó realmente como tal. No es que dijera: «Voy a escribir cinco libros sobre seres sobrenaturales, cada novela tendrá una pareja que saldrá de los secundarios de otra historia». No, no fue así. Yo empecé sin más pretensiones que la de contar la historia de Markus y Sara, pero al terminarla iba tan lanzada, que continué escribiendo y meses más tarde me encontré con  novecientas páginas más. Tres historias seguidas y relacionadas: Olivier, Jean Jacques y Dante, por eso la saga es una idea completa. Ese universo se fue gestando conforme iban apareciendo personajes y ocurriendo cosas. Fue una escritura «brújula» total.

P–– ¿Algún personaje se te ha ido de las manos, de tal modo que te has visto  «obligada»  a desarrollar su historia?
R—Sí, cuando en el primer libro Olivier apareció en escena pensé que tenía un personaje fantástico con muchas cosas que contar. Él fue el principal culpable de que la saga continuara. Después, una cosa llevó a la otra... Y ya ves que perdí los papeles completamente.

P—A pesar de que los cinco libros que componen tu saga amor y sangre son fantásticos o paranormales, se desarrollan en escenarios reales ¿cómo documentas tus historias? ¿Te preocupa meter la pata?
R—Mucho. Intento estar muy segura de los lugares que escojo y desde luego no los elijo al azar. En algunos de ellos he estado, pero la documentación se complementa con guías de viaje, vídeos, foros donde encuentro opiniones de viajeros. Mucha de la información sale de internet.

P—Escribes también contemporánea ¿Dónde te sientes más cómoda?
R—Ambas se relacionan. Mi paranormal también es actual y tengo una cierta obsesión porque mis personajes parezcan reales, me gusta que se les vea «humanos». Debo haberlo conseguido porque me han dicho muchas veces que si no tuvieran colmillos serían bastante normales, pero sí es verdad que la paranormal me da más libertad. La contemporánea me resulta más difícil porque la idea sigue siendo que el lector «sienta» que le puede pasar a él, dentro de que todo es ficción, claro está.

P—Has autopublicado y lo has hecho con editorial ¿cómo ha sido tu experiencia en ambas?
R—La autopublicación es dura, te encuentras solo en todas partes, y, si eres novel, es fácil que te pierdas con rapidez. Yo, en ese sentido, no me puedo quejar. Encontré a una persona que me llevó de la mano y que me influyó para que eligiera el camino de hacer las cosas bien. Como autopublicada he aprendido mucho.
Con editorial solo tengo dos títulos de momento y es muy diferente.  No tienes todo el control, es cierto, pero sientes un respaldo detrás y consigues una mayor visibilidad.

P––¿Vas a seguir combinando?
R—Sí, quiero probar, es la mejor manera de aprender.

P—Nos consta (nuestro logo y página de portada de Facebook  es tuyo) que obras milagros con las imágenes. Las portadas de tu saga son un ejemplo ¿cómo las escoges, las trabajas y esas cosas que se hacen y son incomprensibles para profanos como nosotros?
R—No es tanto como decís (me acabo de poner muy roja). Yo estudié interiorismo y el primer curso tenía asignaturas, a nivel muy básico, de diseño gráfico, pero nada más. Eso sí, siempre me ha gustado y al ser autopublicada y tener que buscarme la vida con mis portadas y la publicidad de mis libros, me he obligado a aprender algunas cosillas. Todo de manera sencilla.

P––¿Has pensado hacer eso, portadas para otro, de manera profesional? Lo harías muy bien eh
R—Necesitaría estudiar de nuevo y ponerme al día con algún buen programa de edición de imágenes.  Con mis novelas consigo apañarme con poca cosa, pero a nivel profesional es muy diferente.

P––¿Cómo llevas las críticas?
R—Pregunta peliaguda. Creo que no es fácil sobrellevarlas, a nadie le gusta que tiren por tierra algo que te ha costado meses sacar adelante, pero es necesario que te digan qué fallos tienes porque si no, no avanzas. En ese sentido internet lo ha hecho más fácil: encuentras comentarios, críticas y reseñas por la red, y de ahí, si están hechos con rigor, puedes sacar bastante información. Es importante analizar todo aquello que te llegue y decidir qué puede servirte. Si escuchas, aprenderás. 
Yo no llego a mucha gente, pero, en líneas generales, al menos en el círculo en el que me muevo, a la gente le gusta lo que hago.

P––¿Novedades a la vista?
R—Sí, y además ya. El dos de febrero el sello HQÑ me publicó una nueva novela de romance actual de título «El viento me contó un secreto». Hay otra historia guardada a falta de pulir, también de temática contemporánea, que no tiene aún destino claro aunque me gustaría que saliera a la luz a finales de año, y estoy escribiendo como una loca. Es un no parar, el caso es llevar siempre algo entre manos.

P—Si quieres añadir algo con total libertad puedes hacerlo, si no quieres contestar algo también puedes hacerlo. Es todo. Besos.
R—Solo agradeceros el cariño con el que siempre me habéis tratado y la oportunidad, con esta entrevista, de permitir que se vea un poco más de mí.
Un abrazo grande.


 HASTA AQUÍ LLEGAMOS HOY. PARA SAN VALENTÍN SORPRESA. ENTREVISTA CON ALGUIEN DE MÁS ALLÁ...



Comentarios

  1. Y, además, es una chica humilde, cercana y encantadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es. Es la discreción en persona. Alguien que se hace querer.

      Eliminar
  2. Me vais a poner muy muy roja!!!
    :)
    Muchas gracias, por la entrevista, por los piropos... por todo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a ti por dedicarnos un ratito de tu tiempo para contestar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares