martes, 20 de septiembre de 2016

EL ÁRBOL DE MI VIDA, DE MELANIE HUDSON. EDITORIAL LIBROS DE SEDA.



  Bueno, como sabréis los que nos seguís en Facebook, estos días he estado leyendo El árbol de mi vida, de Melanie Hudson, publicado en España por la editorial Libros de Seda. El ebook está disponible desde la semana pasada; en papel tendremos que esperar, creo que hasta enero, y digo “tendremos” porque, sin duda, se ha ganado un puesto de honor en mi estantería.

El árbol de la vida es una viaje en todos los sentidos. Un viaje al lugar de donde uno viene, un viaje al interior de uno mismo y un viaje geográfico.

La protagonista, Grace, ha perdido a su madre, su única familia. Para poder heredar su casa, una casa preciosa en mitad del campo en Devon, debe cumplir con el deseo expreso de su madre, que ha dejado todo preparado hasta el último detalle: debe abandonar su trabajo (es fotógrafo de famosos) durante dos semanas y emprender un viaje junto a un desconocido Alisdair Finn. El viaje es la manera por la que Rosamund, la madre de Grace, le va a contar su vida, o eso parece.




El viaje se convierte en mucho más: primero, por lo inesperado de los destinos, que  va descubriendo prácticamente el día antes de partir; segundo, porque en  ese viaje conoce el pasado y hace una reflexión sobre su propia vida y tercero, porque su compañero de viaje Alisdair, es muy peculiar (no quiero desvelar nada, así que os tendréis que quedar con eso).  Es, por tanto, un viaje de descubrimiento, de conocimiento de quién fue su madre antes de ser eso, su madre; es un punto de inflexión en la vida de Grace, que ha dejado atrás muchas cosas sin atreverse a saltar la valla y, quizás, necesite un empujón; es un viaje con un final y con un fin y es, a la vez, un punto de partida.

No voy a desvelar más de la trama. La historia es magnífica, pero, como todos sabéis, jamás hago spoiler, más allá de lo que pudiera ser la sinopsis del libro. No es que me importe a mí  que me cuenten un libro. Lo cierto es que me da igual, porque cada lector tiene unos ojos diferentes. Sin embargo, no soy yo de ir contándolo, porque todo lo que yo diga de la historia, está mucho mejor escrito en el libro.

La narración es fluida. Describe de forma maravillosa, tanto paisajes, como sensaciones. En estos días he viajado a Devon, a los Dales, a Escocia, a Zagreb… (ya estoy revelando más de lo que debiera). Me he encontrado con un abogado peculiar, con un padre amable, con familia, con amigos y algo más. He respirado aire entre montañas, he caminado sin descanso, he callejeado por pueblos y por ciudades y me han quedado ganas de hacer yo misma ese viaje.  Pero es que además de eso, he sentido con Grace, con Rosamund, con Alisdair, he vivido con ellos, he abrazado a Jack,  y me he quedado sin aliento, aterrorizada, mientras me miraba un carnero.


El árbol de mi vida arranca  carcajadas,  te hace soltar lagrimitas, es un libro cálido, de sensaciones. Es obvio que recomiendo leerlo y lo hago a todos aquellos que disfrutan de literatura buena y reposada, porque eso es este libro.

Tenía que contarlo, no me he podido resistir.

     Os dejo aquí el enlace de la canción que, por antonomasia, siempre asociaré a esta lectura



     En nuestra página de Facebook podréis encontrar un álbum de fotos, con todo aquello que me ha sugerido el libro, por si queréis verlo, esta es el enlace: 


     Besos y hasta la próxima, que espero que al menos sea como esta.


jueves, 8 de septiembre de 2016

EL GALLO DE AGOSTO, QUE ESTÁ QUE TRINA, SE COLOCA LA CRESTA Y SE LARGA VOLANDO A LLEIDA, CON RUTH M.LERGA (LO SENTIMOS BRANDY MANHATTAN)

              Nuestro querido Gallo Rayano está este mes hasta los espolones por el retraso y se ha plantado: “de hoy no pasa” nos ha cacareado con muy malos modos. “Que es 8 de septiembre y la Sra. M. Lerga seguro que me tiene preparado un nidín de lo más acogedor”. En vista del galleo (por cabreo), vuela con sus plumas brillantes y parte a tierras catalanas con Ruth M. (nos encanta esa M) Lerga.

         Decir Ruth M. Lerga, es decir buena romántica histórica de autora nacional. Dosis justa de romance, humor, ironía y cuidada ambientación, lo que es de agradecer para estas lectoras que  tenemos en el género histórico otro de nuestros preferidos. Sus Mosqueteros son…pues eso, para comérselos varias veces. Richard, Julian, James y Alexander nos han hecho reír, bailar, correr aventuras nocturnas de dudosa moralidad, sentir celos, huir y enamorarnos; todo eso sin levantar los ojos de sus libros. Por no decir que desde aquí aclamamos a Nodly, ese mayordomo imperturbable que querríamos como servicio doméstico en nuestras casas. En definitiva esas “damas sin cabeza” traen de cabeza a estas lectoras que, más que leer, nos bebemos sus novelas.

         Como siempre decimos, nuestra decisión es soberana y no necesita justificación (vamos que el Gallo va donde nos da la gana,  que para eso es nuestro). Y sin ser necesaria, no obstante, la damos porque a lo mejor así os pica la curiosidad (no el Gallo que, de momento, no pica) y descubrís el placer que ocasiona leer las novelas de Ruth M. Lerga.

         Y…no hemos acabado, no, porque también escribe contemporánea deliciosa y también hay que leerla. Aquí procede, ahora, hacer un llamamiento a Brandy Manhattan, decirle que lo sentimos, que la que manda es Ruth; que no se rebele, no nos dé dolores de cabeza y se tome una buena copa de vino de ese Ribera que tenemos pendiente. Brandy tú también eres grande y lo sabes… y más chic.

         Si queréis seguir a Ruth en redes sociales aquí tenéis su pagina de autor en Facebook , de la que manda y de la “otra”:




           Y aquí el twitter de la otra, que es muy moderna ella

         Los libros, solo a modo de ejemplo, ya sabéis, se pueden comprar en todos sitios, son estos (los suyos y los de la “otra”) 





         Por hoy os dejamos, que la cabeza nos echa humo, seguimos con nuestra pesca de libros que hay muchos peces en el mar y la mayoría pezqueñines que hay que dejar crecer.



viernes, 5 de agosto de 2016

NUESTRO GALLO SE VA A LAS CUEVAS DE SACROMONTE CON LA ESTUPENDA ANA LARA

Nuestro gallito estaba este mes de Julio hasta la mismísima cresta, porque quería volar, a pesar de que donde va hace calor, mucho calor, más o menos como aquí. Pero es que su destinataria, la muy ladrona, se nos había ido de viaje a tierras escocesas (envidia de la mala te tenemos). A estas alturas cualquiera que lea romántica y pulule por las redes, sabe que este gallo es un gallo muy merecido,  porque Ana Lara es el tipo de  librera a la que adoramos, es uno de los eslabones más importante de la cadena de lectura.

Ana Lara es una rubia con cabeza estupendamente amueblada, librera de profesión y vocación, granadina de nacimiento. Lectora voraz desde su infancia, siempre rodeada de libros, Licenciada en Geografía e Historia (tenemos debilidad por esos estudios ¿por qué será?) dado que eso de dar clase como que no le iba (sabia que es la chica), decidió después estudiar algo tan bonito como Relaciones Públicas y Protocolo, por eso de que el orden y las cosas en su sitio le encantan. Pero tampoco ha ido por ese camino su vida profesional, a la vista está.

Dado que la Sra. Lara no puede estarse quieta, comenzó a trabajar en una librería y esa casualidad hizo que fuera posible lo que viene después y por lo que, desde aquí, le damos las gracias. Su jefe, según nos cuenta, era algo “especial”, lo que dio lugar a serias “diferencias” que acabaron con Ana pensando “¿y si pongo yo una librería?” Y se nos tiró a la piscina, primero como una papelería prácticamente, porque en este  mundo se come, se vive y se pagan facturas. A la hora de escoger el nombre lo tuvo claro: CALA, y, no, no es una flor, no es una forma de probar la sandía, ni una playa, son las iniciales de los apellidos de su hija.

Ana Lara lleva ya doce años al pie del cañón, doce años en los que su librería ha crecido y desde la que, de forma incansable, pretende fomentar la lectura (podían aprender las administraciones).

Su relación con la novela romántica es larga, aunque como la de todos, con vacíos en el tiempo. Ana adora la novela histórica (igual que nosotros) y un buen día, después de un tiempo de sequía de romántica, como buena librera y dado que estaba vendiendo como rosquillas 50 sombras, decidió leerlo e hizo muy bien, porque  retomó la sana afición de leer sobre amoríos de nuevo.

Sobre la novela romántica dice algo en  lo que tenemos que coincidir con ella al 100% “Me di cuenta de que me hacía  feliz leer estos libros, que sonreía con ellos o que era capaz de dejarlo todo por leer”  Esa pasión, que es la misma que nos mueve a nosotras, la hizo buscar lectores como ella, intercambiar opiniones, risas y trabar amistades. Lo siguiente fue hacer un Club de Lectura en su librería, en el que se reúnen todas las semanas.
Igual que nosotras, Ana Lara rompe una lanza por la novela romántica, que nada tiene que ver con esos clichés o prejuicios: las lectoras de romántica ni somos ñoñas, ni somos incultas, ni estamos faltas de amor, ni mucho menos soñamos con pescar un machote rico que no adore y esas cosas. Simplemente disfrutamos con los buenos libros.

Tras leer esto supondréis, aunque ya decimos que el Gallo Rayano se lo damos a quien entendemos lo merece y no tenemos que dar explicación, porque nuestro Gallo se moría por volar a tierras granadinas. La lectura de la novela romántica, igual que toda lectura, depende en gran parte del librero, de ese librero que sabe qué vende, qué aconseja, que es capaz de decirte para ti este libro, que se entusiasma y que tiene la novela adecuada para cada cliente. Y esa es Ana Lara.

GRACIAS ANA LARA, DESDE AQUÍ, POR DECIR EN ALTO LEO, RECOMIENDO Y PROMOCIONO LA ROMANTICA.

Su librería la podéis encontrar en Macarena, a escasos 3 km de Granada, en la Plaza de Sor María Luisa, 4 

En Facebook  https://www.facebook.com/libreriapapeleriacala/ y  https://www.facebook.com/profile.php?id=100007697659268&fref=ts

 y en twitter  @papeleriacala

Nos despedimos, con el protector solar y el Gallo de agosto en bañador, que le gusta mojarse las plumas.

viernes, 15 de julio de 2016

IMPRESIONES LECTORAS: LA VOZ DE ESTHER LANCHA EN EL CONGRESO DE CORUÑA

     Como sabréis, el finde del 1 de Julio pasado, las dos que componemos este intento de blog, estuvimos en A Coruña, en el Congreso sobre Novela Romántica, en el que, además de escuchar, se nos dejo hablar con completa LIBERTAD (gracias Trinidad Palacios). En esa mesa, en la que me divertí un montón, no solo estábamos estas dos hermanas, no, estaba también nuestra ya hermana postiza, Esther Lancha. Para aquellos que no tuvisteis la GRAN SUERTE de escucharla (que somos muy sabias, que conste), aquí os dejo sus palabras: 

El sábado pasado tuve el honor y el privilegio de formar parte de los actos preparados para el V Congreso de Novela Romántica Ciudad de A Coruña organizado, como siempre, por Trini Palacios. Aunque este es el cuarto congreso al que acudo, es el primero en el que formé parte activa. Trini, después de varios intentos, por fin me convenció para que participara en una mesa. Así que junto con las hermanas Ordiales, las culpables de este blog, me enfrenté a una mesa que se echaba de menos en todos los congresos, encuentros, jornadas y ferias que se llevan celebrando desde hace ya unos años: la de los lectores. Por fin se nos dio voz en estos eventos que son tan importantes para el género, pero que si bien siempre están repletos de presentaciones, visiones de escritores y novedades editoriales, siempre falta el punto de vista del eslabón final.

Estoy segura de que Mercedes y María José harán un resumen completo tanto del congreso como de la mesa de la que formé parte. Nínive L. Blé, bloguera y lectora, fue emitiendo el congreso vía Periscope, nuestra mesa incluida, pero por desgracia la emisión se cortó en el momento en el que yo iba a intervenir, por lo que las hermanas Ordiales me han concedido este espacio para poner lo que recuerdo de mi intervención, a pesar de que mis palabras puedan no tener tanta fuerza en diferido.

Últimamente hay, sin duda, un sentimiento de malestar entre los tres puntales que forman el género en España: escritores, editoriales y lectores. Es obvio que a pesar de la cantidad de títulos publicados (como bien dijo María José en su intervención ha habido meses con hasta 365 novedades en el mercado) el estado de la romántica en nuestro país no es bueno. No podemos echar la culpa a nadie más que a los tres elementos que dan forma a la romántica.

Por un lado, los lectores compramos todo lo que nos publicitan. Sin ningún tipo de filtro en cuanto a calidad, sin apenas criterio y dejándonos llevar solo por el marketing. Si queremos buenas publicaciones, debemos dejar de dar mensajes contradictorios a las editoriales. Exigimos calidad y, sin embargo, los libros que copan los primeros puestos de las listas de ventas destacan precisamente por lo contrario.

También las editoriales. Entiendo que es un negocio, no son una ONG y están ahí para ganar dinero, por lo que publican lo más barato y lo que crean que pueden colarnos. Traducciones que a duras penas se pueden llamar así, correcciones que en muchos casos brillan por su ausencia, series inacabadas… Los lectores no somos estúpidos y yo, como lectora, no puedo admitir ciertas cosas. Un ejemplo para mí claro es el precio de los libros. No dudo que ese sea su valor y no pido que se regalen, pero lo que no admito es que se me cobre lo mismo por una autora española que por una autora extranjera cuando la española, por lógica, es más barata de publicar (ya que se ahorran los costes del agente literario y los de traducción, además, claro, de que si es el inicio de una saga en muchos casos se ven obligados a comprar varios volúmenes sin saber si va a tener éxito). También mencioné las series inacabadas: Jaci Burton o Pamela Clare, de Phoebe; la serie Eve Dallas, de J.D. Robb; los Psi/Cambiantes, de Plaza, que llevamos un año sin saber nada de ella; Lara Adrian, cuya editorial ha dejado de publicarla a falta de un solo libro para terminar la serie; Karen Rose, una maravillosa autora de thriller romántico que también dejaron de publicar. Alex Manyé, representante de Libros de Seda (cuya presentación gustó, y mucho, a los asistentes) nos preguntó si en el caso de que una serie no les fuera rentable y tuvieran que dejar de publicarla admitiríamos ediciones en bolsillo o de menor calidad para acabarla. ¿La respuesta? Un rotundo SÍ. Aproveché en mi intervención para repetir lo mismo: queremos que se acaben las series que empezamos y si no es posible en un formato grande, entonces en formato bolsillo e incluso en e-book, pero que no nos dejen colgadas. Solo pedimos que escuchen al lector, que gracias a las redes está hablando alto y claro como antes no podía hacerse. Aquí debo agradecer de nuevo a Alex ya que en los corrillos y cena post-congreso escuchó pacientemente a las lectoras agradeciendo el feedback que le dimos (y no solo las lectoras sino también las escritoras que había allí).
Y por otro lado a los escritores. Van en busca de la publicación fácil y rápida con el «todo vale» por bandera. Y después se quejan de que son los que menos reciben del pastel editorial y tienen razón. Sin embargo, la culpa es principalmente suya. Al igual que María José, que mencionó en una conversación previa que había visto contratos de editoriales y escritores y no salía de su asombro, yo también los he visto, y a los escritores, con tal de publicar, solo les falta prometer a su primogénito. Debéis plantaros y luchar por lo que consideráis vuestro derecho. No ir a lo fácil y rápido para terminar con una queja que no llegará a ningún lado.
Para acabar mi perorata mencioné a Lury Margud, representante de la editorial Tempus Fugit, que en su intervención dijo (y, de nuevo, disculpa si parafraseo): «Si 10.000 personas compran algo y les gusta merecen un respeto». A esta frase yo respondo que efectivamente, lo merecen. Pero el mismo respeto merezco yo si no me gusta y lo digo de manera pública. Algo que últimamente nos está prácticamente vetado.
Mis conclusiones, y lo que quise transmitir a la gente que pudo asistir y también a la que no, es que todos formamos parte de la novela romántica y que esto es un trabajo de equipo. Debemos remar en la misma dirección o si no este barco que tanto nos emociona se irá a pique y no podremos echar la culpa más que a nosotros mismos.
Por último quiero agradecer a Trini Palacios la oportunidad única que nos dio dando voz a los lectores para decir lo que opinamos sin censuras y sin trabas ya que nos dejó manejar la mesa de principio a fin. También a María José y Mercedes, compañeras de mesa y que me han permitido poner aquí mis reflexiones, sin las cuales yo no habría tenido la tranquilidad necesaria para decir todo lo que dije.




POR CIERTO, GRACIAS ESTHER, EL PLACER FUE NUESTRO. 

lunes, 11 de julio de 2016

NUESTRO GALLO DE JUNIO, QUE ESTABA TARDANDO EN VOLAR, QUIERE IRSE CON SU HERMANO A LA LUZ DEL MEDITERRÁNEO Y SE VA CON SUS PLUMAS CON DOÑA CARLA CRESPO


        Sí, ya sabemos que es julio, que nos hemos retrasado, pero esto es una afición y, por desgracia, tenemos obligaciones que nos comen y nos cansan, como a todos, creo yo. Así que gracias por la paciencia que demostráis aquellos que pasáis por este blog y gracias a la premiada, que lo sabe hace tiempo. enhorabuena, te lo mereces.

        Nuestro gallo, que es mucho gallo, nos estaba picando los talones, en un intento de que lo mandáramos con su hermano del mes anterior, a la luz de Mediterráneo, al mar, a los que cuentan el amor desde allí  y, específicamente,  al gallinero que tiene en su casa Carla Crespo, que le gusta, pero mucho. Creo que le muy pillín tiene esperanzas de que lo lleven de viaje al campito, a Navarra, a ese delicioso caserío al que todas quisiéramos viajar. 

        Como siempre decimos, nada tenemos que justificar la hora de mandar al emplumado de viaje, nada, porque es nuestro y somos soberanas en nuestra decisión. Es agradecimiento genuino, es animar a que sigan aquellos autores que nos hacen pasarlo bien, que escriben bien, que nos divierten, nos hacen llorar un poquito.

        Llegó el turno a Carla Crespo, que nos ha hecho viajar a lugares lejanos y cercanos, en coche y en avión. La razón no es otra que no oculta lo dura que puede ser la vida, pero siempre, siempre, siempre, sabe llevarte de la mano por el camino de la esperanza. Ayer, antes de escribir esto, releí Un amor entre dunas, porque ese libro me parece un canto a la esperanza, a la superación, a la búsqueda de uno mismo, a la búsqueda del entendimiento y a las segundas oportunidades. Para muestra, un botón:





        Por eso, porque escribe muy bien, porque es autoexigente, porque cree en el respeto que nos merecemos los buenos lectores, porque es muy clásica y muy moderna a la vez, porque sus libros son divertidos, pero debajo de esa capa de diversión dice mucho con pocas palabras, se merece este Gallo.


        Para los que no  hayáis leído nada ella, os dejo los enlaces de sus libros en Amazon, que podéis comprar también el librerías o en cualquier otra plataforma.


        También os ponemos aquí el enlace de su blog



         Seguimos con nuestras labores de caza de buenos libros, aunque en el camino nos llevemos algunas decepciones, el disfrute siempre es mayor. Y no olvidemos que los libros los hacemos todos: los que los escriben, los que los editan, los que los leemos y los que nos los recomiendan con amor, como si fueran un buen plato. Ahí lo dejo, como pista para el que quiera ver. 


lunes, 6 de junio de 2016

NUESTRO GALLO DE MAYO, QUE COMO SIEMPRE VUELA TARDE, SE DIRIGE A LA LUZ QUE ILUMINA EL MEDITERRÁNEO: DOÑA OLIVIA ARDEY


       Que sí, que ya sé que vamos retrasadas, pero esto es lo que tiene tener la lectura como afición  a la que le vas prestando esos ratitos que robas a otras cosas:  familia, trabajo, amigos… en fin, a la vida diaria, de la que somos protagonistas queramos o no. 

        En su momento ya adelantamos que este Gallo Rayano se da de común acuerdo entre las firmantes de este blog. Vaya esto por delante, porque sí, por parte de la que suscribe se regaló a la Sra. Ardey de forma gustosa una anécdota, pero eso no ha influido para nada en que nuestro emplumado vuele a Valencia. Ya dijimos también que tenemos muchos en lista y que pretendemos llevar un orden, aunque a veces haya que alterarlo. En este caso vuela  a doña Olivia Ardey, que lo tenía hace tiempo ganado y esperamos que le haga un nidito de amor, que lo trate bien y que lo quiera. Nuestro Gallo Rayano es un trocito de nuestro corazón lector (es cursi esto, pero es cierto) 

        Nuestra primera lectura de Olivia Ardey, la recuerdo como si fuera ayer, fue Bésame y vente conmigo. Al acabarla ambas coincidimos en que nos gustaba y mucho: nos había entretenido un montón, había sido capaz de pasearnos desde las bodegas de un pueblo de Teruel a  Las Vegas, habíamos participado en las aventuras de sus protagonistas. En definitiva, fue en placer leerlo. A partir de ese momento decidimos  seguir leyendo sus libros y no nos ha defraudado, al contrario: fans de Doña Olivia. 

        En común con todos nuestros Gallos, que son variopintos, tiene ese amor al trabajo bien hecho que rezuman sus libros. De la lectura de sus novelas se deduce de forma clara que pone toda  la carne en el asador en cada una de ellas  y no escatima esfuerzos. Divertidas, alocadas,  bien documentadas, históricas o contemporáneas, Olivia siempre nos arranca una sonrisa, un corazón encogido, un viaje y un final feliz. Que sí, que lo sabemos: somos unas pesadas, pero el final  feliz para nosotras es requisito sine quae non. Para llorar tenemos otros libros o el mismo telediario.  

        De la mano de la Sra. Ardey hemos visitado el oeste, los alegres años 20 en New York, un pueblo perdido en Teruel, Paris, Escocia o la Toscana y no, no nos hemos tenido que mover del sillón. Nos podemos reconocer en muchos de sus personajes (os aseguro que eso es cierto), podemos reírnos de nosotros y con ella. Que una novela sea capaz de hacer esto, que un escritor te provoque todo ese tipo de sensaciones, significa que lo hace bien, muy requetebién 

            Como siempre decimos, nuestros Gallos son nuestros y nada tenemos que justificar, vamos que los damos a quien nos parece bien aplicando nuestra “inmensa sabiduría”, pero creo que todos coincidiréis en que está más que merecido.  

        Para los que no la conozcáis y tengáis curiosidad, aquí os dejamos un enlace a su blog

 


 

        en el que encontraréis, además de sus obras y dónde comprarlas, noticias sobre ella, curiosidades sobre sus libros y deliciosos relatos.

 
        Decir que, precisamente hoy salía su nuevo libro Un verano en la Provenza, al que estamos deseando hincarle el ojo y del que también os dejamos el enlace por aquello de si queréis meterle mano  (no es obligatorio comprarlo en Amazon, está en todas las librerías)
 
 


 
        Me despido de todos aquellos que nos leen, mientras seguimos pescando lecturas que nos pueden llevar al desierto, a La India, a Sacramento, a Madrid o Dios sabe dónde.

 
PD: Doña Olivia guardaremos celosamente su secreto J

martes, 3 de mayo de 2016

VUELA NUESTRO GALLO DE ABRIL, PARA RESOLVER EL MISTERIO DE SUS PLUMAS, CON DOÑA MAR CARRIÓN.

        Nuestro gallo, que lleva por cierto las plumas muy bien atusadas y por eso siempre llega tarde (es coqueto el tío), vuela esta vez a Castilla-La Mancha, a la ciudad de los cuchillos y otras armas, que maneja de forma magistral Doña Mar Carrión.

      Decir Mar Carrión es decir thriller romántico, aunque también nos ha demostrado, la última vez  con su Jardín de Neve, que hace otras cosas muy bien. Lo cierto es que la Sra. Carrión, que tiene una pluma exquisita, logra engancharte desde la primera línea y te lleva de la mano lo mismo a Montana que a Los Ángeles y todo esto sin levantarte del sofá. ¡Lujo total, eh!

        Cuando hace ya tiempo comenzamos a leer a Mar Carrión, descubierta en este caso por la peque de las dos, nos sorprendió y mucho por variadas razones: sus libros consiguieron engancharnos a la primera a las  dos; es una escritora muy versátil: toca paranormal, romance normal y thriller, que confesamos nos enamora; ambas coincidimos al 100% cuando la leemos y eso hay que decir que es difícil. Lo normal es que nos piquemos un poco antes, saquemos defectillos y eso.

        La Sra. Carrión sabe qué desvelar, cuándo y cómo,  de manera que te mantiene pegada al sillón con el libro en la mano, ávida de conocer de quién tienes que huir, que la mayoría de las veces es aquel personaje que menos pensabas; te deja las miguitas justas que señalan el camino de la solución y al final te das cuenta que tuviste todas las pistas ahí, pero que ha sabido esconderlas de tal modo y camuflarlas, que las has dejado pasar. Sus protagonistas son gente fuerte, independiente, ninguno de ellos busca ser más que el otro, son complementos perfectos que encajan y forman un todo.

        Maneja la tensión de forma magistral: la amorosa o romántica, la erótica y  la policiaca. Hace un magnifico cóctel con todos estos elementos que estos paladares degustan  a placer. De hecho, este finde me he sentido como Mudler y Scully con su Nada es lo que parece, publicado recientemente por Editorial Vanir y que tiene un final…FANTÁSTICO, en mayúsculas, sí.

        Queda claro el porqué nuestro emplumado, aparte de que porque nos da la gana que para eso es nuestro, vuela a Albacete.

        Y aquí vamos a añadir también un detalle personal, aunque nada tiene que ver con su calidad como escritora, que la tiene y mucha, sí con su calidad como  persona:

        En el pasado RA, estas dos lectoras provincianas pusieron rumbo a Madrid a ver qué era eso. Es nuestra política, quizás porque en sí somos un poco hurañas/tímidas/no nos gusta incomodar, ni asediar a la gente con el hazte una foto o fírmame esto, no perseguir a los artistas. Bueno, pues en un intermedio, entre mesa y mesa, Mar Carrión se acercó a nosotras para hacerse una foto con ambas, (y salir esta togada medio bien) gesto que tengo que confesar nos emocionó, aunque no se lo dijéramos, porque para nosotras ella es una grande y nosotras solo dos de sus muchas lectoras, de un apartado lugar de España. Aquí tenéis el testimonio gráfico,





        Por si queréis, que desde luego son recomendadísimos, leer sus libros, ahí os dejo el enlace de Amazon, aunque no es obligatorio comprarlos en ese sitio.


        Para aquellos que tengáis Facebook y esas cosas en el enlace siguiente os dejo su página de autor


        Y por último su blog



        Nos vamos  a cazar nuevos libros, con cámara fotográfica, eso sí, porque nunca sabes que puede aparecer ante ti.